III. Todos allá afuera… y yo sola aca adentro

with Sin Comentarios

Tontas Cavilaciones III

Salgo de la oficina a cerrar la puerta del patio, y me recibe un clima súper agradable, tibio, que dan ganas de quedarse allí parada en medio del patio… ah, qué delicia, sentir el calor en el cuerpo… me hace recordar cuando era estudiante, y llegaba del colegio, y nos sentábamos con mi abuela y mi mamá en el patio, a asolearnos, era súper rico, las casas siempre son heladas… pero allí en el patio era una delicia estar, sentada en el suelo, para que poner sillas si el suelo era amplio y al menos yo me sentía libre, libre en esos momentos… mientras conversábamos, ellas tejían y yo me acuerdo que estaba haciendo un bordado en lana… qué tiempos aquellos… momentos que no se repetirán… mi abuela ya no existe… y ya el tiempo no existe para sentarse en pleno suelo a sentir los rayos de sol encima…

Ahhh, mi abuela, cuánto me quería… cuánto me ayudaba… siempre salíamos juntas a hacer las compras, hasta cuando yo ya era viejota me acompañaba mi vieja… claro que ahí ya era complicado salir con ella, porque empezábamos en lado izquierdo de la calle y terminábamos del otro lado, siempre se me desequilibraba, no había caso… estaba bien viejita ya, también… hace años que falleció y fue lo más doloroso que he tenido que hacer por ella… no pude salvarla… no logré traerla de vuelta… y se me murió… dejándome solita… pero está bien, ella ya estaba muy cansada de vivir… me recuerdo que siempre la escuchaba pidiéndole al gran Dios que se la llevara… hoy aún la recuerdo y la extraño… ella me salvaba de todas las injusticias en mi casa… era mi partner…

Bueno, les iba a hablar de otra cosa, pero uno propone y los pensamientos y dedos disponen… ayer fue un día de locos, terminó como un día de locos… ya me veía, llegando primero al infierno? al cielo? bueno, no sé dónde voy a llegar… antes que a mi casa… ese chofer me llevaba con el alma en un hilo, a una velocidad impresionante se metía entre los demás vehículos, y lo peor que aquí las calles están delineadas como para que por un lado vayan los buses y por el otro los automóviles y demases… imagínense pasando a toda velocidad entre dos buses… ayyy, si ya me veía estampada con el otro bus… como será que alcancé a llegar a ver la telenovela de lo poco que se demoró…

No le temo a la muerte, pero si me da pavor andar a toda velocidad… cuando me subo a un bus, me agarro con uñas, dientes y muelas… nunca podré conducir un carro… le tengo pavor… hasta ahí no más me llega lo valiente que puedo ser… jajajaja

Bueno, después de tantas tristezas, recuerdos y casi muertes… me despido hasta mañana… que les cuento lo que pase… yo sigo aquí, con mi vida solitaria… todos allá afuera… y yo sola acá adentro… soy como mi celular que existe el número para todos pero nadie me llama… jajajaja que ironía… ni se para que lo enciendo… jajajaja

Bueno, ahí nos vemos

Continuará…